Ahtzic Silis, artista y diseñador franco-salvadoreño, cuyas técnicas (hierro forjado, cerámica, fotografía…) enlazan la escultura, el diseño gráfico, la arquitectura, la decoración de interiores…

 

Enlaces externos

Décoration _ Ahtzic Silis
Photographie _ Ahtzic Silis
Sculpture _ Ahtzic Silis
Happy Birthday Alice!! _ Exposición colectiva de Danielle Stéphane & Ahtzic Silis

Flores y Espinas _ catálogo
Flores y Espinas _ sitio web
e

De Rodillas, el legado sin Gloria _ Obra artística participativa a partir del tema de la guerra civil en El Salvador, desde un punto de vista generacional.

 

La obra

Ahtzic Silis forma parte de una generación desencantada, la de los niños de la guerra. Hijo de Salvador Silis, miembro fundador de la Resistencia Nacional (RN), el brazo político de una de las 5 guerrillas marxistas al origen de la guerra civil en El Salvador a principios de 1970.

Nacido en El Salvador el 20 de noviembre de 1972, conoció la ignominia de la guerra civil que minó su país y luego la frágil paz que aún continúa desarticulada.

"Yo me fuí de mi pais huyendo del encierro cultural, de la falta de recursos, del egoísmo creativo; aunque esa realidad se me escapa y lo que conozco son nada mas los ecos de algo que aún esta en proceso, sigo creyendo que es posible cambiar la realidad para poder vivirla con dignidad. El problema es que después de tantos años de guerra civil, El Salvador sigue viviendo en el caos, la deuda, la violencia, el miedo y la pobreza. ¿De qué sirvieron tantas muertes, tanto sacrificio, tanta sangre y tanto discurso...? Cómo salvadoreño, ¿cuál es mi responsabilidad individual frente al porvenir de mi pais, si mi generación no tuvo la fuerza colectiva que tuvieron nuestros padres para afrontar su realidad e iniciar un conflicto armado? Mi generación dejó de creer y optó por una continuidad mediocre, pues nunca tuvo un guía o una meta clara y consciente; a mi generación la dejaron sola y sin herramientas. Nuestros padres lucharon para que sus hijos tuvieran un mejor porvenir... Yo ni siquiera tengo hijos y mi lucha se remite a una búsqueda individual que yo mismo no logro comprender. En el arte yo me encierro para poder existir, para poder comunicar. Lo único bueno de la guerra civil es que hoy día, puedo permitirme el lujo de decir tantas tonterías... puedo darme el lujo de ser 'artista' y decir lo que pienso sin tener miedo de la tortura o el asesinato. Lo malo es que tuve que irme de mi país para que esto fuera real y posible."

En el Arte, encontró el medio de descubrirse comprometiéndose al mismo tiempo en un combate personal: "Mi papá era comandante guerrillero. Un héroe. Fue él quien nos inculcó su sueño de un mundo diferente. Al no sentirme preparado para tomar las armas, me vi obligado a buscar otras opciones. En el arte encontré un recurso que, al mismo tiempo, me brindaba la posibilidad de saber quién era yo y seguir avanzando por aquel camino de lucha. Adoptar al arte como proyecto de vida implica riesgos muy grandes: no basta con sentirte artista, debes aprender a serlo y a vivir aceptando esa responsabilidad. Experimentar los límites de los dolores del alma, reconocer tus temores y debilidades, abrazar tus ansiedades, pasiones y obsesiones, y querer reunir el resultado de tus alegrías y padecimientos en una obra de arte no es todo lo que necesitas para ser artista, y es ahí donde comienza mi viaje..."

Es así como en un pequeño país, devastado por la violencia y la ausencia, creció Ahtzic; un El Salvador que dejaba muy poco espacio a jóvenes creadores. Debido a la falta de iniciativa colectiva de los artistas e instituciones salvadoreñas, decide viajar, abandonar su país e ir al encuentro de otros pueblos, de otras culturas, de otras técnicas. Comienza su viaje por Centroamérica, México, Turquía y finalmente Lyon, Francia, donde vive desde el 2001. Francia, en tanto que nueva etapa de éste recorrido le ha permitido evolucionar en la concepción de su obra, pese a su rechazo del carácter elitista inherente al arte contemporáneo y a cuya producción se ha consagrado Europa. El mayor problema de Ahtzic radica, no obstante la belleza y originalidad de sus piezas, en encontrar un espacio para exhibirlas: "Por una parte, las galerías no quieren arriesgarse con una obra lejana al marco de referencia artístico de los franceses y por otra, debido a la discontinuidad entre el pasado y el presente, nosotros hasta ahora lo único que hemos proyectado de los mayas es información histórica, la misma que no deja de ser vista como un accesorio eventualmente turístico.

Francia es una socieda con códigos, costumbres y fronteras ideológicas diferentes a las nuestras, con una noción de integración social compleja e intrincada, financieramente onerosa, con un invierno que puede ser rudo... Una vez que logras atravezar todos estos obstáculos, puedes comenzar a pretender de construir algo concreto, durable y disfrutar de todo lo bueno que esta sociedad puede brindarte."

Crear le permite encontrar respuestas a las preguntas que se plantea, negándose igualmente a aportar explicaciones sobre el porqué de sus obras. Crea para expresar lo que no dice, no sabe decir, o no puede decir. "Mis obras son episodios de mi vida y de esas vidas que he compartido o inventado... son bocetos de algo que sigue incompleto, que necesita ser resuelto." A cada quien queda de elaborar su propia lectura, de encontrar su camino, de hallar sus respuestas en las volutas de hierro forjado o en los glifos mayas de los cuales se inspira Ahtzic. "Mi trabajo como artista intenta fabricar una reinterpretación moderna de toda la pasión contenida en los mitos del libro sagrado del Popol Vuh. Es la magia de esta cultura, a la vez legendaria y maravillosa que permite a mis manos producir.” El haberla adoptado como principio responde a su deseo de "crear una continuidad que nos permita, en tanto latinoamericanos, reflejarnos como cultura y nos brinde la capacidad de desarrollar ese potencial y esa energía que sólo nuestro continente es capaz de inventar. Con mi trabajo intento establecer un eslabón entre lo que ellos fueron y lo que hoy nosotros somos o pretendemos ser. Si no sabes de dónde vienes y hacia dónde vas, tu trabajo carece de sentido."

A su búsqueda artística a través de la reinterpretación de la civilización maya, se une su deseo más personal de transformar el mundo, de que el arte se convierta en una respuesta concreta a nuestros problemas de educación, salud y bienestar social, y nos empuje a su vez a volvernos protagonistas de un cambio. Un cambio que nos "autorice" a abandonar nuestro papel de espectadores, a transgredir las fronteras internas que nosotros mismos hemos creado.

"Aunque utilizo otras técnicas, el acero es una de mis principales formas de expresión. En comparación a otros materiales, los mayas no desarrollaron el universo del metal y el hecho de trabajarlo, hace de mi un nuevo eslabón que garantiza la continuidad. Sin esta continuidad no se puede hablar de cambio. Al transformar los motivos de esta cultura ancestral, en un material inédito - el hierro – le aporto una dimensión moderna gracias a un juego sutil de líneas y transparencias; es así como pude inventar mi propio vocabulario gráfico, que me permite crear tanto objetos utilitarios como esculturas."

Es en el núcleo de su lenguaje gráfico que Ahtzic Silis traza toda la sabiduría que necesita como artista, para sondear la invisibilidad de las masas y comprender sus ilusiones, obteniendo asi el desencadenamiento de ideas y formas que se traduce en cada una de sus piezas. De allí, la interpretación del mundo y los símbolos que intenta comunicar... Si el hierro puede parecer frío y rígido, una vez trabajado por Ahtzic Silis, adquiere formas y se convierte en aire, llamas, encaje, volutas. El escultor-herrero le presta vida, le da un alma. Se vuelve algo vivo, la herrumbre lo calienta, le aporta colores y nueva textura hasta que el Artista decide que así es, que así será. Cada obra tiene su vida propia más allá de la que cada uno de nosotros pueda prestarle. Basta entonces con dejarse mecer por su silencio...

a 4 manos:
Pascale Amey & Ahtzic Silis

 

Premios y concursos

Julio 2006, premio del concurso "Rompiendo Fronteras", Latin American Cultural Space, Washington DC
Enero 2005, premio "El Salvador OGGI" Accademia Internazionale CITTA DE ROMMA, Italia
Diciembre 2002, primer premio del concurso "Asi veo El Salvador", organizado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador

 

Bibliografía

- Lyon-Quebec Passion, Emma Productions, La Biennale des Lions 2008
- Lyon-Torino Passion, Emma Productions, La Biennale des Lions 2006
- Lyon ou le rêve des lions, Emma Productions, La Biennale des Lions 2004
- Latitud 0°, Latinoamérica en Europa, noviembre 2004, Paris
- Journal des 22èmes Reflets du cinéma ibérique et latino-américain, N° Off, marzo 2006, Villeurbanne, Francia

 


 

 

menú principal contacto expos galería flores y espinas home